Amarte es mi pecado


Desde su niñez Nora ha oído que el amor no coexiste y que el dinero lo es todo. Aun así ella se empeña en amar, a pesar de que esa perseverancia la lleva a un romance con un solista de cuarta. Cuando se entera, el padre de la chica sufre un fatal infarto.

Nora busca empleo en el hotel de Don Heriberto quien pretende violarla. Ella le dispara y aunque se libra de la cárcel, su siniestro ex novio y la esposa de su patrón se las engalanan para hacerle la vida imposible y correrla de Pátzcuaro, la ciudad donde vive.

Compartelo!Share on FacebookPin on PinterestShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+